9.7.2.- Fundamentos de las bases de datos

SQL es una herramienta para acceder a bases de datos relacionales. La siguiente figura corresponde a una base de datos relacional. Cada fila o tupla representa un único objeto, cada columna (también atributos o campos) representa una característica específica. A la combinación de filas y columnas se la conoce como tabla. Una base de datos puede tener varias tablas y SQL admite varias bases de datos. Si queremos acceder a los datos, deberemos escoger una base de datos y una tabla. Los datos de una tabla no están ordenados, pero podemos imponer un orden al resultado de las consultas.

tabla_fundamentos

Una base de datos relacional almacena los datos en una tabla, donde cada fila representa un objeto o elemento y cada columna representa un atributo específico.

Una base de datos permite recuperar datos que coincidan con un criterio específico. Por ejemplo, podemos buscar todos los objetos verdes. También podemos insertar, borrar y actualizar la información de una tabla. Las columnas de una base de datos contienen tipos de datos específicos, por lo que no tiene mucho sentido intercambiarlos. Las restricciones relacionadas con lo que puede aparecer en una columna se conocen como dominio o tipo de dato. Por ejemplo, el dominio de la segunda columna es un conjunto de nombres de colores, mientras que el de la última columna es un valor numérico expresado en dolares. La siguiente tabla resume algunos tipos habituales de SQL.

tabla_tipos-de-datos_sql

Tipos de datos habituales de SQL.

Existen otros tipos de datos, pero esta lista solo ofrece algunos de los tipos con los que nos encontraremos. Hay implementaciones que poseen tipos de datos exclusivos. Cada tipo de dato posee sus propias características, por ejemplo, los tipos de datos numéricos se pueden manipular mediante operadores matemáticos.