9.6.2.- Escoger el software del correo electrónico

Es probable que nuestro sistema ya tenga instalado por defecto uno de los principales servidores de correo, algunos servidores son más fáciles de configurar que otros o admiten opciones especificas que otros no. Los cuatro servidores de correo más populares en Linux son:

  • Sendmail: fue durante muchos años el paquete de servidor de correo dominante en Internet. En los últimos años, ha cedido parte de su hegemonía a los demás servidores aquí descritos, así como a los servidores de Windows. Pese a ello, sigue siendo un servidor popular. Es muy potente, aunque difícil de configurar, ya que sus ficheros de configuración tienen un formato bastante arcaico. (www.senmail.org).
  • Postfixfue diseñado como un sustituto modular para sendmail. No es un único programa que lo hace todo, sino que utiliza varios programas que controlan una pequeña tarea específica. Esto mejora la seguridad, al menos en teoría. Es más fácil de configurar que sendmail y es el servidor por defecto de muchas distribuciones. (www.postfix.org).
  • Exim: es un servidor monolítico como sendmail, posee un formato de configuración más sencillo. Hay unas cuantas distribuciones que utilizan exim como servidor por defecto. (www.exim.org).
  • qmailes un servidor modular con la seguridad como principal objetivo. Es más fácil que configurar que sendmail, aunque no es el servidor de correo estándar de ninguna distribución, pues su licencia es un poco extraña y complica su distribución con Linux. Muchos administradores prefieren utilizar qmail en lugar de los servidores estándar de las distribuciones.

Podemos averiguar cuál es el servidor de correo que ejecuta nuestra distribución de varias maneras. Lo mas fiable es utilizar ps para buscar el proceso en ejecución o utilizar las herramientas de administración de paquetes para ver qué paquete está instalado. Por ejemplo, podríamos encontrarnos con resultados como los siguientes:

send_post

La búsqueda de un proceso que contenga la cadena send no ha funcionado, pero la búsqueda  post ha devuelto un proceso llamado /usr/lib/postfix/master, por lo que parece que en este sistema se esta ejecutando postfix.

También podemos buscar los nombres de los ejecutables de los servidores de correo en /usr/bin o /usr/sbin pero debemos tener presente que la mayoría de servidores de correo de Linux incluyen un programa llamado sendmail por motivos de compatibilidad, esto se hace porque el programa senmail original era omnipresente en su época, así es posible proporcionar una interfaz compatible a los scripts y administradores que ayuda a funcionar a otros servidores SMTP.

Además del servidor SMTP, un sistema de correo Linux totalmente funcional, probablemente, incluya otro software:

  • Servidor pull de correo: hay dos protocolos pull de correo populares, POPIMAP. Si nuestro sistema funciona como servidor desde el que los usuarios pueden leer sus correos remotamente, es probable que tengamos instalado un paquete servidor POP o IMAP, como Cyrus IMAPDovecot.
  • Fetchmail: este programa rellena un extraño hueco en la cadena de distribución del correo. Si ejecutamos un sitio que se basa en un ISP externo para la distribución de correo, es probable que el ISP sólo soporte POP IMAP. Si queremos utilizar una variedad de clientes de correo, es recomendable que ejecutemos nuestro propio servidor SMTP y, quizás, nuestro propio servidor POPIMAP para el reparto local de correo. Para esto necesitamos un programa que obtenga el correo utilizando POPIMAP y que después lo inserte en una cola SMTP. Esta es la función de fetchmail. La mayoría de los sitios no lo necesitan, pero hay algunos en los que resulta imprescindible.
  • Lectores de correo: es el último eslabón de la cadena de correo. En Linux tenemos ejemplos como evolution, kmail, pinemut. La utilidad mail viene instalada por defecto en la mayoría de los sistemas Linux. La mayoría de los clientes de correo permiten leer desde una cola de correo local a un servidor POP o IMAP remoto. Los sistemas multiusuario probablemente tengan instalados varios clientes de correo para que cada usuario escoja el que desee.

En la práctica, necesitaremos saber cómo configurar estos paquetes dependiendo de las necesidades de nuestro sitio. Afortunadamente, la configuración de los lectores de correo, que es la tarea más habitual, suele ser bastante intuitiva, siempre que dispongamos de información sobre los nombres de host de los servidores de correo saliente (SMTP) y entrante (POP, IMAP o una cola local).

Anuncios