7.9.1.- El papel de cron

El programa cron es un demonio y, por lo tanto, se ejecuta periódicamente, buscando esos eventos que lo hagan ponerse en acción. A diferencia de la mayoría de demonios, que son servidores de red, cron responde a eventos temporales. Concretamente, se despierta una vez por minuto examinando los ficheros de configuración de los directorios /var/spool/cron y /etc/cron.d y el fichero /etc/crontab, ejecutando los comandos especificados en estos ficheros de configuración si la hora coincide con la que figura en estos.

Hay dos tipos de tareas cron: las del sistema y las del usuario. Las tareas cron del sistema se ejecutan como root llevando tareas de mantenimiento por todo el sistema. Por defecto, la mayoría de las distribuciones Linux incluyen tareas cron que eliminan los antiguos ficheros de /tmp/, realizando rotaciones del registro, etc. Este repertorio se puede ampliar. Los usuarios normales pueden crear tareas cron del usuario, que podrían ejecutar ciertos programas del usuario de manera regular. Tambien podemos crear una tarea cron de usuario como root, que podría resultar útil si necesita realizar alguna tarea en un momento no configurado por las tareas cron del sistema, que son planificadas más rígidamente.

Uno de los puntos críticos a recordar de las tareas cron es que se ejecutan sin supervisión. Por lo tanto, no debería llamar en una tarea cron a ningún programa que requiera la entrada del usuario. Un ejemplo, no debería ejecutar un script que manipulara automáticamente ficheros de texto, como los ficheros de registro.

Anuncios