Configurar discos SCSI

Hay muchos tipos de definiciones para SCSI, que utilizan varios cables diferentes y operan a varias velocidades. Tradicionalmente SCSI es un bus paralelo, como PATA, aunque su última variante, SAS (Serial Attached SCSI, SCSI de conexión en serie), es un bus serie como SATA. Tradicionalmente el bus SCSI se ha considerado superior a PATA; la diferencia de costes se ha incrementado espectacularmente en la pasada década, por lo que poca gente utiliza SCSI actualmente.

SCSI, admite hasta 8 o 16 dispositivos por bus, dependiendo de la variedad.scsi_cable Uno de estos dispositivos es el adaptador de host SCSI, que viene incluido en la placa base o como tarjeta conectable. En la práctica, el número de dispositivos conectables están acotados debido al límite de la longitud del cable, que cambian de una variedad SCSI a otra.

Cada dispositivo tiene su propio número  de ID, que se suele asignar a través de un jumper del dispositivo. Debe asegurarse de que cada ID de dispositivo es única. Consulte su documentación para saber cómo asignar la ID.

id_dispositivo

La BIOS x86 estándar no detecta los discos duros SCSI. Podrá arrancar desde un disco duro SCSI si su adaptador host SCSI posee BIOS propia que soporte el arranque. La mayoría de los adaptadores de host SCSI de alta tecnología poseen este soporte, pero los de gama baja no tienen BIOS. Si utiliza un adaptador de este tipo, puede seguir conectando discos duros SCSI al adaptador y Linux los podrá utilizar, pero tendrá que arrancar desde un disco duro PATA o SATA.

La ID SCSI no se utilizan para identificar el fichero de dispositivos correspondiente en el sistema Linux. Los discos duros siguen el sistema de nomenclatura /dev/sdx (donde x es una letra, empezando por la “a), las cintas SCSI se llaman /dev/stx y /dev/nstx (donde x es un número, empezando por 0) y los CD-ROM y DVD-ROM SCSI se llaman /dev/scdx (donde x es un número, empezando por 0).

La numeración de los dispositivos SCSI se suelen hacer en un orden ascendente basado en la ID SCSI. Si disponemos de un disco duro con una ID SCSI de 2 y otro disco duro con una ID SCSI de 4, se les asignarían /dev/sda y /dev/sdb, respectivamente. El peligro residiría si se añadiera un tercer dispositivo SCSI y le asignara una ID de 0, 1 o 3. Este nuevo dispositivo se convertirá en /dev/sda (para una ID de 0 o 1)  o /dev/sdb (para una ID de 3), incrementando los identificadores de dispositivos de Linux de uno o de los dos discos existentes. Por esta razón, por lo general, es mejor asignar a los discos duros la ID SCSI más baja posible con el fin de poder añadir futuros discos empleando ID más elevadas.

nota_SCSI

Otra complicación es el caso de tener varios adaptadores de host SCSI, en el que Linux asigna nombres de fichero de dispositivo a todos los discos del primer adaptador, seguido por todos los del segundo. Dependiendo de donde se encuentren los drivers de los adaptadores de host SCSI (compilados directamente en el kernel o cargados como módulos) y cómo se carguen (para los drivers modulares), es posible que no pueda controlar qué adaptador tiene preferencia.

ADVERTENCIA_SCSI

scsi-terminatorEl bus SCSI tiene una dimensión lógica, lo que quiere decir que cada dispositivo del bus va por una única línea. Este bus no se puede bifurcar o ramificar de manera alguna. Cada extremo del bus SCSI debe estar finalizado, es decir, debe de haber un paquete de resistencia que eviten que oscilen señales por la cadena SCSI.

Los dispositivos SCSI modernos suelen incluir un jumper u otro tipo de parámetro para activar o desactivar la finalización. Los antiguos dispositivos internos utilizan paquetes de resistencias en forma de peine que se insertan o se extraen para finalizar para finalizar el dispositivo, mientras que los dispositivos externos antiguos emplean terminadores externos que se conectan a uno de los dos conectores SCSI del dispositivo (algunos dispositivos SCSI externos están permanentemente finalizados y sólo tienen un conector SCSI).

Scsi-22

La incorrecta finalización, con frecuencia, deriva en problemas raros, como la incapacidad de detectar estos dispositivos SCSI, un bajo rendimiento u operaciones poco fiables. Los mismos síntomas también que si utilizamos cables SCSI de baja calidad o que sean demasiados largos.

Anuncios